Narrta
Tiroteo en escuela de Brasil deja ocho muertos
Brasil

Tiroteo en escuela de Brasil deja ocho muertos

Al menos cinco estudiantes fueron asesinados en un tiroteo en escuela de Brasil este miércoles 13 de marzo. Dos asaltantes, ambos exalumnos, irrumpieron en una escuela y abrieron fuego.

Los atacantes también mataron a dos empleados del colegio estatal Profesor Raul Brasil, ubicado en Suzano, ciudad que es parte de la región metropolitana de São Paulo, y nueve otros estudiantes resultaron heridos. La policía dijo que los atacantes dispararon además contra el dueño de una empresa de renta de autos camino a la escuela, quien también falleció.

Tiroteo en escuela de Brasil deja ocho muertos

Los tiradores se suicidaron después del ataque. La policía dijo que todos los estudiantes fallecidos tenían, en promedio, 15 años.

“Es la escena más triste que he visto en mi vida”, dijo el gobernador de São Paulo, João Doria, después de visitar el sitio. Decretó tres días de luto.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, expresó sus condolencias por Twitter y dijo que el ataque era “una monstruosidad y un acto cobarde sin comparación”.

Los atacantes fueron identificados por las autoridades como Luiz Henrique de Castro, de 25 años, y Guillherme Taucci Monteiro, de 17; este último estaba inscrito en el colegio hasta el año pasado. Los investigadores dijeron todavía están investigando el motivo.

En las grabaciones de videos de seguridad se ve a los atacantes llegar a la entrada de la escuela, que tiene más de mil estudiantes, e ingresar alrededor de las 9:30 de la mañana hora local, cuando los estudiantes toman su merienda.

De acuerdo con la policía, es probable que los atacantes no hayan despertado sospechas porque eran exalumnos.

Se cubrieron las caras con máscaras y, según la policía, estaban armados con un revólver calibre .38 con recarga automática, una ballesta, un hacha y explosivos falsos.

“Es un episodio inmesurablemente triste para las familias, para Suzana, São Paulo y todo Brasil”, dijo el secretario de Seguridad Pública estatal, el general João Camilo Pires de Campo, en conferencia de prensa.

La violencia a mano armada es común en Brasil, pero los tiroteos escolares son muy poco frecuentes. Uno de los más trágicos sucedió en 2011, cuando un exalumno mató a doce niños en una escuela en Realengo, en el estado de Río de Janeiro.

Los críticos de Bolsonaro señalaron que el tiroteo de este 13 de marzo sucede en un momento en que el gobierno ha facilitado la compra y portación de armas por parte de civiles.

Un video que circuló por redes sociales del colegio Profesor Raul Brasil mostró cuerpos en el piso y a los estudiantes corriendo y gritando.

Una madre de la comunidad le dijo a la televisora Globo News que su hija de 12 años la llamó en medio del tiroteo. “Me dijo: ‘Mamá, ven rápido. Están disparando, la gente está herida y hay personas muertas’”.

Una trabajadora de la escuela, empleada en la cafetería, dijo que logró esconder a unos cincuenta estudiantes a la cocina en cuanto se dio cuenta de lo sucedido y que se encerraron y empujaron el frigorífico contra la puerta.

“Teníamos que mantenernos tranquilos porque había niños ahí”, dijo la mujer, Silmara Cristina Silva de Moraes, a Globo News. “Pero fue muy estresante porque había muchos disparos y mucho pánico”.

Deja un comentario